La autora de este blog ha tenido la genial idea de querer convertir la poesía en ciencia por un día. Y me ha dejado participar, lo cual ha sido todo un honor (también un reto) para mí. Espero que os guste y que os salgan las cuentas.

TEJIENDO LAS PALABRAS

received_10211473904191897

Ojalá pudiera multiplicarte por cero, pero nunca se me dieron bien las matemáticas. La mejor opción quizás sea convertirte en la letra pequeña que nadie lee, que de letras algo entiendo; o tal vez convertirte en palabra, que las palabras se las lleva el viento. No obstante voy a sumarle tus silencios a los pasos que nos dividen y a restarle importancia a nuestra conjugación perfecta. Y resulta que la raíz de nuestro distanciamiento está en nuestras cabezas cuadradas, la incógnita del olvido no la despejan los elementos y no sabemos qué tiempo hará mañana.
Porque en este mundo de cifras, no somos más que dos variables en una inecuación donde lo que sientes es estrictamente menor a lo que expresas. Y enumero vehemente, como un mantra, las veces que creímos resolvernos inequívocamente para luego darnos cuenta que nuestro margen de error es inversamente proporcional a nuestra hipótesis inicial.
Deberíamos…

Ver la entrada original 88 palabras más