Poema extraído de “CONFESIONES DE UN BASTARDO”, una humilde antología llena de megalomanías escrita por el narcisista desenamorado del espejo que sale en el vídeo.