Hoy encendí el televisor.

Vi a unos encapuchados con galones robar las urnas de unas elecciones que dicen nunca tuvieron lugar. Supongo que los peces gordos también se ahogan y… lo tenían que evitar.

Vi a ciudadanos libres que estaban siendo arrastrados, apaleados y acribillados por las fuerzas del Estado antes de votar, pero dijeron que estábamos viendo una clase ejemplar de reeducación democrática en su medida propor(ra)cional.

Vi una España cada vez más “española”, y menos democrática. Las leyes dejaron de contar y la represión se puso en práctica.

Vi un país volviéndose loco porque muchos son expertos en asuntos que entienden muy pocos.

Vi una libertad cada vez más corta.

Vi a los que se aprovechan…

Y a los que no les importa.