Fuiste una lágrima de alegría ahogando mil tristezas.

Eres el mar que abarca todos los anhelos.

Serás el océano donde las soledades pierden el rumbo.

P.D. Donde hubo charcos ahora hay marea.