¿Sabéis quién es Yosua? Es la persona que ha tenido el detalle de querer compartir letras conmigo. Él es un vendaval de sentimientos, una fábrica de versos, y cada rima sacada de su manga de producción es un as. Es el muso que se ha colado en mi buzón en un día cualquiera con la intención de escribir algo diferente. ¿Cómo iba a decirle que no?

Quizás vosotros tengáis una respuesta, sin embargo, prefiero que leáis el “sí”.


La he visto curando enfermedades con su sonrisa, paliar el hambre con un beso, guiando a los ciegos a través del silencio de sus ojos con… tan solo un susurro.

¿Tú qué has visto?

La he oído pacificando el viento cuando éste no traía sino declaraciones de guerra, silbando nanas en tierra de nadie para que los soldados tuvieran una trinchera donde caerse muertos, recitando poesías para la muerte con el fin de arrebatarle su eterna juventud.

¿Tú qué has oído?

La he sentido llorar cuando el mundo empezó a girar favoreciendo a los privilegiados, cuando la fe en un dios se convirtió en el salario de los pobres, cuando los progenitores se presentaron voluntarios con la intención de dejar huérfanos a todos los hijos de las sociedades avanzadas.

¿Tú cuándo la sentiste?

La he sentido tan dentro de mí, que llegaba a rozar mi alma. Mi corazón ya lo tenía y jugaba con él mientras yo la dejaba, he sentido cómo nuestras pieles al más mínimo contacto se erizaban.

¿Tú la has sentido así?

He escuchado sus gemidos tan dentro que destrozaban mis tímpanos, taladraban mi cerebro, y qué muerte cerebral tan bella. He oído sus lamentos tan fuertes diciéndome que no pare de hacérselo, «más fuerte, más dentro, lléname de lo que llevas en tu infierno, de eso que tienes denso.»

¿Tú la has oído de ese modo?

La he visto abriéndome la puerta, seguidamente fueron sus muslos, la he visto como nadie la vio, totalmente desnuda, ya no hablo de ropa, hablo de piel. Créeme, se abrió de todas las formas posibles, pero abrir su corazón y desnudar su alma.
Amigo, no hay más espectador que yo.

¿Has visto su cara o su cruz?


P.D. ¿Os ha gustado? Yosua está en Instagram, pero allí se llama @cerotempo