Te sueño con carácter revolucionario para obedecer todas las leyes que me dicta tu cuerpo.


No olvides que Paula de Grei y yo estamos ansiosos por regalarte mi libro si estás dispuesto a sacrificar algo de tu talento en tierra de nadie. A mí me gustaría que tuvieses mi libro. El tío Sam te quiere. Y Paula… te espera en su trinchera. Pisa el enlace que ves aquí abajo si quieres saber más…

“Concurso Confesiones de un bastardo”

¡Escritores! ¡¿Cuál es vuestro oficio?!