El día que me besaste en la boca mientras me corría,
dejaste de ser mi follamiga…
Para ser mi follamor.


Te recuerdo que puedes ganar un ejemplar (impreso y dedicado para ti) de mi libro por algo menos que un ojo, pero gratis. Si quieres saber cómo hacerlo, pincha sobre estas letras para que Paula (la uruguásha) te lo explique. Gracias, y espero mandarte un libro con cien poemas sangrados y una frase preciosa escrita con tinta.