Ódiame con una sonrisa en los labios, que yo te querré con todas las cicatrices que lleves por dentro.