Desde que te vi como Dios te trajo al mundo, le vendo mi alma al Diablo a diario… para poder tocarte.