Un día como hoy, tu existencia, se coló por mi chimenea y me trajo un feliz año nuevo.

Desde entonces no quemo mis cartas…