El mar te queda lejos.

Pero todas las olas que rompen en mi orilla… llevan tu nombre.