El problema es que, cuando hablo contigo, no solamente me vibra el móvil.