Los finales no se escriben con silencios, ni con puntos.
Se escriben por separado…
Y se viven juntos.