Querido E.T.:

Por el bien de la humanidad me veo obligado a pedirte que esperes de 4 a 8 años más para volver a visitarnos.  Más que nada porque si vienes antes, es posible que el hombre más poderoso del planeta te dé la bienvenida con nuestro fabuloso escudo antimisiles. Es que no le gustan los extranjeros, ni los latinos, ni los judíos, ni los negros, ni nada que hable raro… Y no queremos que tus primos se mosqueen con nosotros.

Eres un bichillo adorable, y tu estancia aquí nos ha divertido a muchísimos durante muchísimo tiempo. Pero por favor, ahora no es el momento de volver. Te prometo que desde que las cosas se vuelvan a normalizar un poquito, te aviso.

Por cierto, ahora tengo Whatsapp. Podemos hablarnos a diario y mandarnos autorretratos cuando estemos en el lavabo si quieres (sé lo que estarás pensando, pero a los humanos les ha dado por hacer esas cosas). Espero que no te enfades por tener que esperar. Quiero que sepas que yo también deseo volver a verte lo antes posible para que me lleves a dar una vuelta en bici con Drew Barrymore alrededor de la Luna.

En fin amigo, si todo sale bien esta carta te llega antes de la Navidad. Así no pierdes el viaje estelar y puedes pasar las fiestas con tus primos. Dales un fuerte abrazo a todos de parte de todos nosotros y no nos guardéis rencor.

Con mucho pesar y nostalgia me despido de ti hasta próximo aviso. Espero verte pronto… O quizás nunca. Pero siempre seré tu amiga.

Firmado: La Humanidad

Pd: Si haces la foto mirándote al espejo y desnudo, mucho mejor. Cuídate, guarrillo.