No huyas de mi mirada cobarde, no te escondas detrás de tu sonrisa… Que te he visto.

No te escondas de mis pupilas dilatadas cabrona, que el gato no siempre ronronea… Y los perros que te ladran sobran.

No me dejes demasiado tiempo colgado en tu silencio insensata, que la Luna le ha puesto fecha y precio a mi cabeza… Y el Sol está arrepentido de tanta pereza.

No desaparezcas como las estrellas fugaces en ese cielo infinito.

Porque en vez de cortarme las venas;

Me colgaré del firmamento…

Para ver si me haces un sitio.


Votar en los Premios Bitacoras.com

Por favor, no olvides votarme…

¡Gracias!