imageNo somos lo que el viento se llevó.

Somos tempestad.

Somos lo que encontró.

“Qué bien te sienta la sonrisa cuando no es para nadie.
Agradable tu aroma, cuando solo es para el aire.
Miradas inocentes se escapan al horizonte y sólo regresan con el viento del norte.
Llenas el espacio sin darte cuenta; te hace grande el mundo.
Te sienta bien la grandeza. Aunque no la asumas como tuya, te sienta bien esa aprendida inocencia.

Sabes lo que eres porque existes, pero desconoces lo que significas. Adorable sensación de quietud a punto de estallar en cualquier momento. Pero no, contenida sin esfuerzo.

Seremos pobres seres en el momento que quieras saber tu valor, quizás deje de ser tu perfume del aire y habrá que compartirlo con aquel que te robe la sonrisa.

Cuando el viento del norte no traiga de vuelta tu mirada…

Migraremos en su busca al horizonte.”

Ysis