image

Soñé que alguien me escribía porque de verdad me quería.

Soñé que le escribía a alguien, y que me correspondía porque me conocía.

Soñé que alguien me reclamaba por mi verdad… Y no por mis mentiras.

Soñé que todas las soledades se acababan, que las dudas se despejaban.

Soñé que podía dormir de noche y seguir soñando hasta las últimas horas de la madrugada, que me daban una caricia en vez de una palmada en la espalda.

Soñé;

Y fui mejor persona que el día de ayer.

Pero me desperté justo antes de quedarme dormido…

Y no había rosas en mi cama.

Desperté;

Pero nadie me acompañaba mientras caminaba.

Desperté;

Pero no había boca que me reinvindicara.

Desperté;

Y estaba más confuso que un poeta sin palabras.

Desperté;

Y estaba más solo que un presidente sin primera dama.