Palabras que se derraman

Tú que me miras, profundo me observas,

lee en mis ojos palabras calladas.

El miedo, el temor, a ser de nuevo abandonada,

ha provocado que mi boca no hable, silenciada.

Aprende a leerme, aprende a comprenderme,

mi piel es un mapa de aventuras pasadas.

Esas que dolorosamente guarda mi mirada,

esas que mi boca vergonzosamente calla.

Tú que me observas, descíframe si quieres.

Abierta me expongo a que descubras mis secretos.

Esos que espero guardes con recelo,

que yo sabré que los sabes, cuando te mire de nuevo.

Ver la entrada original