image

Traigo veneno… Sobre todo del malo, pero también del bueno.

Hablo poco y aún así soy un bocazas… Porque las palabras son mi espada, y también mi coraza.

Daré la cara por ustedes, aunque me den la espalda… Os escucharé a todos vosotros, aunque no me digáis nada.

Seré un señorito sin corbata, de carpeta y riñonera, y mucha mala leche. Seré la parrilla entre vosotros y el fuego… Hasta que me hechen.

Estoy en constante guerra conmigo mismo y de tanto abrirme paso en mis frentes me duelen los codos;

Pero intentaré protgerlos…

A todos.