El horizonte me quitó el suelo debajo de los pies porque el firmamento se me estaba cayendo encima.