Hazme poeta

Confesiones de un bastardo

2 comentarios sobre “Elm Street

    1. Son un producto de nuestro cerebro. Yo creo que en los sueños (y en las pesadillas) todo ocurre como nosotros queremos que ocurra. Por eso una pesadilla nos enfrenta a nuestros peores miedos… Y un buen sueño pues es eso mismo, un sueño cojonudo porque soñamos lo que a nosotros nos parece agradable. Y partiendo de esa base creo que hay sueños que al despertar te pueden hacer pensar por cómo actuaste en el sueño… O en la pesadilla.

      Creo que pueden ser una guía para situaciones a las que nos vamos a enfrentar, o un placebo para sobrellevar mejor otras que nos han ocurrido…

      Creo que son un tema aparte… Y a lo mejor no. A lo mejor no son nada… Y a lo mejor son algo más que una pequeña parte de todo lo que somos.

      Saludos 😉

      Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s