A veces pienso que eres la única que sabe decirme cosas bonitas, a veces pienso que sólo tú sabes acoger mi alma maldita.

A veces pienso que eres la única que se molesta en entender, a veces pienso que sólo tú me sabes corresponder.

A veces pienso que eres la única que convierte en rosas mis palabras más duras, a veces pienso que sólo tú disfrutas de mi locura.

A veces pienso que eres la única que comparte mis dudas, a veces pienso que sólo tú te acuerdas de mi cuando desayunas.

Pero soy esclavo del Sol;

Y tú…

Eres adicta a la Luna.