Voy a salir, voy a beber…

Pero Prometeo dice que me tengo que portar bien.

No voy a hacer una hoguera con tus recuerdos…

Ni recorreré de puta en puta la ciudad quemando nuestros malos sueños.

Te voy a esperar subido a un tejado…

Dejando la vereda de la puerta de atrás a un lado.

Voy a ser tu velero para que suba la marea y desaparezcan los mares en calma…

Voy a amarte aunque no estés para ensancharme el alma.

Voy a plagiar a mi profeta para decirte algo indecente, pero bonito…

Voy a callarme mis fantasías para decirte que mi realidad… Se ha ido detrás de tu culito.

Te voy a dejar una foto de mi piel para que te hagas un tambor con ella…

Porque sucede que me siento mejor si me toca una estrella.

Hoy no voy a ser Jesucristo García…

Porque Evaristo prometió que te respetaría.

Voy a recorrer el camino de las utopías para ver en qué valle más borde te perdí…

Hoy voy a decir “Joder que guarrada sin ti”.

Mañana me levantaré hasta los huevos de vivir…

Y hasta que no te vea pasar… No volveré a sonreír.

Mañana es el tercer día.

Mañana leerás lo que te he escrito mientras me crucificas a base de pastillas y te lías un porrito…

Mañana…

Resucito.

image