He vuelto a ser una pluma que quería atravesar su barrera del sonido.
He vuelto a tropezar con su belleza y me resbalé con su silencio.
He vuelto a ser un niño que no sabe a dónde va, ni de dónde vino.
He vuelto a tropezar con su mirada…

Y me caí al infinito.

Ha vuelto a hacer conmigo lo que le da la gana.
Ha vuelto a tirarme de la lengua para quedarse callada.
Ha vuelto a abrirse paso en mi subconsciente para alargar mis madrugadas.
Ha vuelto a salir de la nada…

Y se quedó con todo.

Anuncios