image

Escribir o leer un poema o una poesía es como hacer una fotografía…

Todo depende del punto de vista, del ángulo correcto, de la oscuridad…

Y de la luz.

Depende de los ojos con los que miras, de la profundidad que buscas, de levantar las piedras que nadie ve…

Depende de lo que percibes tú.

Es posible que los pensamientos del escritor y del lector vayan cogidos de la mano, pero miran el mundo con otro enfoque…

Van cogidos de la mano, pero miran hacia otro lado.

Se encuentran en la misma dimensión…

Pero viven en mundos separados.

Anuncios