Me encontrarás sin buscar, pero jamás reconoceré que me perdí.

Tú dirás que estás lejos, y yo que no te esperaba aquí.

Comprenderás un montón de poemas que escribí durante tus infiernos y mis soledades… Durante el invierno y hasta los mediados de Abril.

Me abrazarás con una mentira, me dirás que no los habías leído.

Y yo te besaré con la lengua dividida porque sé que sí…

Te besaré mintiendo también…

Diciendo que no estaba pensando en ti.